jue

27

feb

2014

Crónica de invierno

El invierno en Sálama es lento y elegante, ralentiza el tiempo, permitiendo suavemente la entrada hacia el adentro, de la periferia al centro. Allí, el fuego del corazón espera paciente para hacer simetrías con el fuego de las estufas. Mientras, el cielo invernal enciende millones de fuegos estelares tililantes.
 
Quemar con el fuego del corazón lo que nos aleja de ese eje axial que nos recoge y unifica, purificarnos entregando a la llama viva -que centellea con una inteligencia celeste en ese centro de nuestra humanidad- las tendencias que obstaculizan el paso a la luz, para que sean reducidas a cenizas. Y ya sacrificada toda envoltura, la Luz del Corazón pueda irradiar sus bellezas, sus virtudes -reflejos de las verdades del Cielo- al alma propia, al alma prójima, sin fronteras.
 
"Atizo en mí una llama... Mi corazón es el hogar, la llama es el yo domado" (Budha Sakyamuni: Sumyuuanikáya, 1,169).
 
El invierno enciende simetrías: el fuego de afuera devora la leña, el fuego de adentro devora al yo separado.
 
Beatriz Calvo
1 comentarios

mié

18

dic

2013

Turismo de Interior

Sierra de Gata o iniciación al turismo de Interior.

 

No van a encontrar en estas líneas la descripción habitual de una comarca o una ruta a realizar, al aceptar descubrirles esta Sierra en la que vivo, no he podido impedir que la veta más poética se adueñe de mi pluma, inspirada por 20 años de amoríos con este territorio extremeño; forjada en una interpretación de la naturaleza que se enmarca en lo que en AgendaViva llamamos: la Ecología profunda y por una práctica diaria de meditación y movimiento armonizado, como profesora de Qi Gong. Quisiera contarles la Sierra de Gata como un destino en el que perderse… para poder encontrarse. Invitar a recorrer sus lugares emblemáticos de la mano de un nuevo concepto del turismo, que desde el albergue Sálama nos gusta llamar Interior, el interior de uno mismo.

 

Creemos que esta Sierra puede abanderar, junto a otras sierras del Norte de Extremadura, en las que la belleza de la Naturaleza es todavía teofánica -es decir capaz de expresar el aspecto sagrado-, un tipo de itinerancia, en el que el paisaje sea el escenario donde se realiza otro tipo de viaje, donde viajar no es sólo un movimiento de un lugar a otro, sino también un movimiento de uno mismo a uno mismo. Una peregrinación que conduce al santuario del corazón. Un viaje que empieza en un lugar del alma, digamos que periférico, lleno de pensamientos incesantes, que necesita nombrar y categorizar cada fenómeno y que impide habitar realmente, vivencialmente, el territorio que se extiende ante nuestros pies; lo que nos hace deambular como fantasmas, en una mapa mental sin profundidad ni sentido vital. Pero gracias a una actitud de asombro ante la realeza de la naturaleza, y una concentración intencionada en el andar o en la respiración, por poner un ejemplo, se va viajando con cada paso hacia un lugar más interior dentro de nosotros mismo: No hay ni un paso antes ni otro después, no hay un final del viaje, el camino es el andar concentrado, lo que propicia un tipo de silencio que nos va centrando, sosegando, relajando, armonizando e interiorizando, nos trae la paz y nos lleva a nosotros mismos. Y en ese lugar más cercano al corazón surgen otro tipo de paisajes: esta vez interiores, que se expresan en forma de una conciencia ampliada que se proyecta en una mirada nueva que ilumina los caminos, las sendas de esta Sierra antigua, poblada de fauna, flora, paisaje, y pueblos llenos de historia.

 

Este tipo de viaje interior que utiliza técnicas sencillas como concentrar la atención en el cuerpo, unificándolo con la mente a través de la respiración, se puede producir privilegiadamente en lugares como éste, donde la belleza nos asombra los ojos, y nos despierta del sueño cotidiano ante una expresión contundente de naturaleza privilegiada. Como cuando las aves que decoran en abundancia estos cielos dibujan signos en el aire, llenos de significados, que hablan de ligereza, de levedad, de esas alturas que dan perspectiva a la vida; o cuando las grullas ronroneando en el aire al atardecer buscan las dormideras en el pantano del Borbollón y dibujan estelas en las nubes; o las abubillas encienden el aire con sus ágiles y aflamencados cortejos, o las águilas reales surcan el cielo como reinas majestuosas y suspenden nuestro aliento o cuando la curruca capirotada, el carbonero garrapino, el trepador azul o el mirlo aparecen en los bosques como signos visibles de un lenguaje natural que habla de infinitud manifestada.

 

O como cuando la privilegiada flora que tilila como estrellas de colores imposibles en las dulces laderas de estas tierras nos recuerdan el origen del que provenimos, una belleza que es el esplendor de una Verdad que se manifiesta en infinita formas; y los blancos de la aulaga, los amarillos de la escoba, los rosáceos infinitos de los brezos van coloreando como pintores avezados las laderas del Teso Porras, del Jálama o la Bolla. O cuando las jaras abren sus lienzos a la par, inundando los campos con sus soles en miniatura. O cuando las orquídeas nos deleitan con su variedad exquisita y sofisticada, única en estas tierras extremeñas. Cuando las riveras de los múltiples ríos que producen piscinas para el regozijo del verano, nos sumergen en la frescura de un elemento esencial para la vida,  que es abundante y generoso en estos lares y nos sumergimos en las memorias del agua que vehícula la información de todos los océanos del planeta, el mismo agua desde los inicios del tiempo.

 

Un viaje que alcanza sus cimas en la cumbre del Jálama que nos eleva y nos permite colocar nuestra humilde pequeñez en la vastedad de un horizonte que se pierde sin fronteras. Un viaje que alcanza profundidad ante la contemplación de la cascada de la Cervigona, en Acebo, un lugar en el que palpita el corazón de la madre tierra y cuya virginidad mantiene aún el diálogo elocuente de una mancha de bosque autóctono, donde se refugian especies amenazadas por la codicia de recursos del hombre moderno. Un viaje donde se aprende a relajar la mirada y enfocar sin fijarse en nada, percibiendo lo que hay en primer plano y en segundo plano, pues cuanto más suave sea la percepción, tanto más abarcará. Se convertirá  en mirar, escuchar y percibir. Se producirá  una relajación progresiva que nos permitirá pasear por los generosos bosques de castaños que en la otoñada emulan a Klimt y tiñen de oro la atmósfera sosegada, silenciándonos y abriéndonos a esos otros paisajes que se despliegan en el territorio del alma.

 

Viajar recuperando la memoria rural olvidada en Trevejo, con su alta soledad que mira hacia el atlántico, o en las floridas calles de Gata y las señoriales de Hoyos, o acunar el oído mientras se sube al calvario con los ingenios árabes de las acequias, en Acebo, o detenerse en la umbría de las bellas ermitas que jalonan la Sierra. Los escenarios de Sierra de Gata son innumerables, pero la obra de teatro que les proponemos representar en cada espacio es la misma: el espectador se hace uno con lo que observa: su andar, su respiración y con el libro abierto de la naturaleza que escribe a cada instante los versos más poéticos y bellos que se hayan escrito nunca en este universo. Bienvenidos.

 

Beatriz Calvo Villoria. Albergue Sálama

 

2 comentarios

jue

24

oct

2013

Crónica III Encuentro de Qi Gong: Meridianos

A todos los navegantes de este océano de Vida que se han encontrado en Sálama, un pequeño refugio a las faldas de una bella montaña:

 

Una nueva crónica sale de esta pluma virtual acerca de este tercer encuentro de Qi Gong. Unos encuentros que nacen de esa nueva manera de trabajar que, intuitivamente, las personas que quieren sacudirse viejas estructuras están improvisando: Ponemos en común nuestro esfuerzo, nuestra red de contactos, nuestra vocación de profundizar más y más en esta joya de la cultura china y emitimos, cada uno desde su faro, que esta vía energética tiene amplios frutos si se cultiva; y convocamos, ya por tercera vez, unas jornadas gratuitas de práctica de Qi Gong. Belén, con su energía emprendedora, resolutiva, eficaz y positiva anima cada nuevo encuentro invitando con alegría a la gente, para que participe, para que conozca la fuerza curativa de este arte de unción entre el cuerpo y el espíritu. Sálama con sus tres mimbres teje un cesto de bienvenida y hospitalidad y aprende con cada uno de sus huéspedes a aumentar su cuidado y corazón. Ricardo se viste su práctica de toda una vida y generoso dedica un fin de semana a trasmitir lo que su búsqueda ha encontrado.

 

Y desde el infinito océano de la manifestación de esta  creación, que todos compartimos, surgen criaturas salidas desde todas las direcciones del espacio, que sintonizan con la frecuencia de la luz de nuestros faros y van llegando, no por casualidad, a las costas de este lugar, con sus sonrisas, sus hatillos, sus anhelos, sus estudios, sus bigotes, sus dolencias… y la magia del grupo se pone a rodar, una vez más, sobre la superficie de una tierra hermosa y silvestre, que nos recibe a todos, llena de belleza y quietud natural. Y con una sola hora de práctica, en la que la sonrisa interior se dibuja en nuestros labios, y como enseñan los taoístas, en cada una de nuestras células, el grupo se hace familiar, cercano, el Chi, el aliento o soplo vital, que es el mismo en todos, empieza a unificarnos, y las conversaciones empiezan a fluir y nos contamos de nuestros sueños, de nuestros miedos, de nuestros saberes, pues sentimos la alianza que lo Vivo imprime en los corazones.

 

Y la mañana regala belleza para los ojos atentos: la suavidad con la que Isabel respira el chi y mece sus brazos en busca de la percepción que afina el espíritu; los principiantes que se hacen los más expertos, pues lo nuevo hace surgir el asombro del niño, que siempre espera agazapado a volver a explorar el universo desconocido con la intensidad del presente. La desaparición del yo, cuando los ojos cerrados nos mecen en un nuevo viaje, sin forma ni nombre que la energía propone. La apertura de los meridianos pasillos invisibles, pero tangibles para el oído interno atento, que se van abriendo con la conducción firme de Ricardo, del que brotan palabras y palabras, por pura generosidad, para poner carteles de cómo llegar a la Hembra Misteriosa, de la que brota la semilla de la pura Vida.

 

El calor del soplo va desescombrando los obstáculos que impiden el paso y los robles respiran lentamente como nosotros “eso” en lo que nos movemos, somos y existimos. Las sobremesas se van haciendo cada vez más íntimas y las conversaciones buscan más en lo profundo las buenas preguntas, las buenas respuestas, y hablamos del espíritu encarnado, de la Vida con mayúsculas, de la conciencia, de las Vías que nos acercan, de cómo convocar al espíritu para que nos guíe por un camino cierto y estrecho. Afuera la luna llena habla sin palabras de misterios aún más grandes que los que nuestras palabras quieren aprehender. Y el Chi, el soplo, el aliento nos muestra una vez más que su cultivo trae alegría y hermandad.

 

Gracias a todos por compartir una vez más.

 

Beatriz de Sálama.

1 comentarios

jue

24

oct

2013

Crónica de II Encuentro de Qi Gong

El 6 de septiembre celebramos en Sálama el II Encuentro de Qi Gong de Sierra de Gata, organizado por Belén Hidalgo, de la Asociación Círculos de la Alegría y Sálama. Recogimos el testigo de la primera celebración en El Encuentro y aún estamos ebrios de la energía, del Qi, del Soplo recorriendo los pasillos invisibles de los meridianos del alma, con la alegría de compartir amistad, naturaleza, belleza y práctica.

 

Los días se sucedieron en esa cualidad del tiempo no-ordinario que produce la presencia de la conciencia, o la novedad de una familia improvisada, o el amanecer en un lugar tan privilegiado por la belleza de la naturaleza, la comida excepcional de Antonio Navarro, del restaurante il Cigno, que despertó el paladar de todos los asistentes; o por la práctica sosegada de Qi Gong en el aula magna de la Naturaleza, donde el bosquecillo de robles improvisaba paraguas ante las tormentas de septiembre; o gracias a las brisas oportunas que cimbreaban las copas y nuestros brazos elevados.

 

Pudimos disfrutar, gracias a la generosidad de profesores venidos de todas partes de España, que dieron gratis sus clases, de la diversidad de pedagogías para poder contar lo que el Qi gong supone en nuestra vidas; de la meditación silenciosa de la montaña en nuestros corazones, de la alegría del chapotear como niños en las aguas de la montaña sagrada, del columpio, mientras las risas recordaban el asombro jugoso de la verdadera infancia, de la virgen negra, que habita en el corazón de un árbol, custodiando la alegría de nuestros corazones; del perro amable que se rendía en éxtasis por la energía que flotaba; del concierto hermoso que Javi, el cantabro, nos regaló con su platillo volante, un extraño instrumento que suena como los gamelanes o el gong, y que produce una relajación y una ensoñación inmediata, mientras los rayos implosionaban de colores la noche oscura.

 

Gracias de corazón a todos los que habéis inaugurado con vuestra presencia este encuentro, que esperamos sea un engarce más en un collar de futuros encuentros, alrededor de este arte que quiere despertar con sus dulces movimientos acompasados de respiración y conciencia a la "Hembra Misteriosa del Tao".

 

Beatriz Calvo

1 comentarios

mar

08

oct

2013

Sálama se adhiere a Airbn. Una comunidad de alojamiento única, basada en la confianza

“Es una comunidad que se basa fundamentalmente en la confianza y es muy variada, ¡tanto como sus miembros! Estamos presentes en 192 países y nuestros anfitriones y viajeros son tan diversos como las culturas que representan. Muchos de nuestros turistas inician amistad con personas de otras partes del mundo, comparten experiencias y hay muchas historias positivas surgidas a través de la plataforma”, sostiene el responsable de Airbnb en España y Portugal, Jeroen Merchiers.

 

Fundada en agosto de 2008 y con sede en San Francisco, California, Airbnb ofrece reservar desde una cueva, yurtas, molinos, faros, iglús o casas de árbol hasta una habitación, un apartamento, un castillo o islas privadas.

 

“Las ciudades están habitualmente preparadas para un turismo centrado en la oferta hotelera y en impulsar determinados barrios con interés para el visitante y para la industria. En Airbnb, alrededor del 60% de las personas registradas viven fuera de esas zonas, lo que permite fomentar las economía locales: comprar en la cafetería de al lado de casa o el super de barrio. De este modo, el gasto se distribuye por otras áreas contribuyendo a generar nuevos ingresos para anfitriones y comercios. Asimismo los viajeros comienzan a disfrutar de esa experiencia más cercana y a vivir sus viajes como un ‘local’”, subraya Merchiers.

En ese sentido, explica a Noticias Positivas que el turismo tiene un peso muy importante en el PIB de España y que el proyecto contribuye a “redistribuir la riqueza generada por esa industria y los particulares tienen la oportunidad de convertirse en productores, no solo consumidores”.

 

leer más....

 

 

1 comentarios

vie

04

oct

2013

Maestra Naturaleza

Texto: Jean Biès
1 comentarios

vie

20

sep

2013

Blog Sálama: Celebrado el primer Seminario de Filosofía Perenne

Filosofía perenne

Entre el 30 de agosto y el 3 de septiembre de 2013, Sálama tuvo el privilegio de  recibir al Dr. Reza Shah-Kazemi, quien dirigió una serie de seminarios sobre el tema de la Filosofía Perenne para un selecto grupo de asistentes. Los animados e interesantes debates sacaron el mayor provecho del amplio conocimiento que tiene el Dr. Shah-Kazemi de diferentes tradiciones religiosas como el Islam, el Cristianismo, el Budismo, el Hinduismo, y sus puntos en común dentro del contexto de la Filosofía Perenne.

 

Al mismo tiempo, gracias a su amplia formación académica, el Dr. Shah-Kazemi tuvo oportunidad de aportar a las conversaciones una visión amplia de la historia del mundo y de la actualidad, de modo que nuestros encuentros tuvieran más sentido en el contexto de las crisis que afectan a nuestro planeta actualmente: la crisis ecológica, los conflictos que ponen en peligro la paz mundial y las tensiones de la vida moderna.

 

El Dr. Shah-Kazemi hizo ver claramente la interconexión de nuestra vida cotidiana con la situación global, y cómo esto afecta los conflictos siempre presentes dentro de nosotros, conflictos que oscurecen nuestra búsqueda de la paz interior. Todos los participantes se sintieron inspirados por las exposiciones, y todos sintieron un impacto beneficioso en su visión de la realidad.

 

Reza Shah-Kazemi estudió Relaciones Internacionales y Política en las Universidades  de Sussex y de Exeter antes de obtener su doctorado en religiones comparadas en la Universidad de Kent en 1994.

Es autor de varias obras, incluyendo más recientemente “El espíritu de tolerancia en el Islam” (IIS / IB Tauris, 2012), “Puntos en común entre el Islam y el budismo” (Fons Vitae, 2010), “Caminos hacia la Trascendencia: Según Shankara, Ibn Arabi y Meister Eckhart” (World Wisdom, 2006), Justicia y Memoria: Presentación de la Espiritualidad del Imam 'Ali (IIS / IB Tauris, 2006)

Anteriormente fue Consultor del Instituto de Investigación de Políticas en Kuala Lumpur, Malasia, el Dr. Shah-Kazemi es en la actualidad Profesor Investigador en el Departamento de Investigación Académica y de Publicaciones. Actualmente se encuentra trabajando en un volumen de ensayos titulado: “¿El mismo Dios? Ensayos sobre el entendimiento entre musulmanes y cristianos”. También está trabajando en una biografía del Imam Ali: “El Triunfo de la santidad: Ali b. Abi Talib.”

0 comentarios

 

«...Un Dios habita en nosotros 

y cuando se agita, ardemos»

 

Ovidio